Consejos para adolescentes
Consejos para adolescentes
No tengas miedo a decir que “no”.

A veces, el miedo a las reacciones negativas de nuestros amigos, o de otras personas que ni siquiera conocemos, nos impide hacer lo que sabemos que es correcto. En términos simples, puede parecer que “todos lo hacen”, pero no es así. No dejes que otra persona tome decisiones por ti. Si alguien te presiona para que hagas algo que no es lo correcto para ti, tienes derecho a decir que no, a no explicar el motivo y a simplemente alejarte.

Conéctate con tus amigos y evita la presión social negativa.

Presta atención a las personas con las que te relacionas. Si pasas tiempo con un grupo de personas en el que la mayoría consume alcohol o drogas, tal vez quieras considerar hacer nuevos amigos. Puede que vayas en dirección a un problema con el alcohol y las drogas si continúas rodeándote de personas que consumen alcohol habitualmente. No necesitas seguir la corriente para congeniar.

Conéctate con tus padres u otros adultos de confianza.

A medida que creces, es muy importante tener personas en quienes confiar, personas con las que puedas hablar de la vida, los desafíos de la vida y tus decisiones relacionadas con el alcohol y las drogas. La oportunidad de beneficiarse de las experiencias de vida de otra persona puede contribuir a poner las cosas en perspectiva y puede resultar muy valiosa.

Disfruta de la vida y haz lo que te encanta; no añadas alcohol.

Aprende a disfrutar de tu vida y de las personas en ella, sin añadir alcohol. El alcohol puede cambiar quien eres, limitar tu potencial y complicarte la vida. Por lo general, “estar aburrido” es solo una excusa. Es mejor salir y participar en actividades de la escuela y de la comunidad, tales como la música, los deportes, el arte o un trabajo de medio tiempo. Colaborar como voluntario es una excelente manera de adquirir mayor perspectiva de la vida.

Respeta las reglas familiares sobre el alcohol.

A medida que creces y quieres asumir un mayor control sobre tu vida, es muy importante contar con la confianza y el respeto de tus padres. No dejes que el alcohol se interponga en la relación con tus padres. Puede resultar muy útil hablar con ellos sobre el alcohol y las drogas.

Infórmate sobre el alcohol.

No puedes basarte en los mitos y conceptos erróneos que se repiten todo el tiempo en tu grupo de amigos y en internet. La capacidad de tomar decisiones correctas también incluye informarte. Visita Learn About Alcohol (Aprende sobre el Alcohol). Y, a medida que aprendas, comparte lo aprendido con tus amigos y tu familia.

Sé un modelo para seguir y un ejemplo positivo.

No lo olvides: lo que haces es más importante que lo que dices. Estás estableciendo las bases y la dirección de tu vida. ¿Hacia dónde te diriges?

Planifica con antelación.

Cuando haces planes para una fiesta o para salir con amigos, debes planificar con antelación. Debes protegerte y debes ser inteligente. No te conviertas en la víctima del consumo de alcohol de otra persona. Asegúrate de tener una persona a la que puedas llamar, de día o de noche, sin importar el motivo, en caso de que lo necesites. Y ofrécete a hacer lo mismo por tus amigos.

Exprésate, di lo que piensas, toma el control.

Asume la responsabilidad de tu vida, tu salud y tu seguridad. Di lo que piensas sobre los efectos del alcohol en tus amigos y la comunidad, y alienta a los demás a hacer lo mismo.

¡Pide ayuda!

Si tienes o alguien que conoces tiene problemas con el alcohol o las drogas, pide ayuda. No esperes. No tienes por qué estar solo.

Contáctenos
Copyright © 2019 I Got This Chicago!